http://www.faccomania.com/wp-content/uploads/2016/09/U2.jpg
Universidad Eloy Alfaro
Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, también conocida con el acrónimo de ULEAM
http://www.faccomania.com/wp-content/uploads/2016/09/U1.jpg
Paraninfo
Sede principal se encuentra en Manta, Ecuador. Debe su nombre en honor al ilustre manabita Eloy Alfaro
http://www.faccomania.com/wp-content/uploads/2016/09/factciencias.jpg
FACCO
Facultad Ciencias de la Comunicación

Deportes

En las buenas y en las malas

En las buenas y en las malas

Mientras los jugadores están en la cancha, Daniel Mera cuida los implementos en el camerino con un radio pegado a la oreja.

Miércoles 14 Junio 2017 | 04:00

Mera ha saboreado malos y buenos momentos con Delfín, equipo del que es utilero desde hace seis temporadas. Él puede recordar los años del Ascenso en que hacían falta hasta implementos para entrenar.

Vivió el ascenso a la Serie B y el retorno a la “A” hace dos años.

“Es mi recuerdo más feliz, lo que más disfruté: haber subido como campeón”, dijo Mera, quien cumplirá 20 años en julio y ha pasado gran parte de su adolescencia trabajando en el “cetáceo”.

Él llegó al equipo en 2012, cuando su hermano era el jefe de utilería del cuadro mantense, que estaba sumido en una crisis interna que provocó el despido del entrenador Néxar Zambrano y la renuncia de algunos jugadores y la utilería. Con el hermano de Daniel fuera del equipo, él también debía irse, pero un dirigente lo llamó para que regresara a ayudar. Él decidió quedarse, y este año ya suma su sexta temporada en Delfín con la misma rutina diaria.

Él y los otros miembros del cuerpo de utilería llegan una hora y media antes de que las prácticas empiecen para poner todo en orden: balones, zapatos e implementos para los trabajos físicos. También Daniel hace de recogepelotas. Cuando los jugadores se han ido, los utileros se quedan una hora más guardando los implementos. Así es todos los días. 

“En este trabajo he aprendido bastante de ‘Merito’, que siempre me ha dado consejos”, expresó Mera.

“Merito” es Víctor Mero, el masajista del equipo, el miembro más antiguo de la plantilla.

 

Sin ver. Daniel Mera y el resto de utileros no pueden ver los partidos porque el reglamento lo prohíbe.

Por eso deben quedarse en el camerino, aunque cuando juegan de local se asoman por la boca del túnel que da a la cancha.

“Nos turnamos con el otro utilero para ver un tiempo y un tiempo, porque el camerino nunca se puede quedar solo”, contó Mera.

Pero un radio nunca falta en el camerino. “Se sufre más adentro”, afirmó. Es que resulta extraño estar tan cerca de los protagonistas del juego y no poder verlos, pero ese es un sacrificio que Mera está dispuesto a hacer para seguir a su equipo, Delfín, a todos lados, siempre con un radio pegado a la oreja.

 

Fuente: La Marea

happy wheels

Facco-Mania

junio 14th, 2017

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *